6 de febrero de 2013

No hay Casualidades


"Nunca creeré que Dios juega a los dados con el mundo - Albert Einstein - "
Si nos detenemos a ver a nuestro alrededor vamos a ver que la mayoría de personas va distraída y distante de otros seres humanos. Vamos escuchando la misma música, leyendo el libro que nos interesa o sumergidas en nuestro mundo perfecto o imperfecto, dependiendo de la jugada que la mente nos pase en esta ocasión. 

Cuando viajo acostumbro llevar mis audífonos, escuchar las mismas canciones "favoritas" una y otra vez. Me pierdo de la convivencia con la gente, de una buena plática, de conocer nuevas experiencias de vida. 

Un día sábado, no tenía ni ganas de escuchar música, no me sentía bien emocionalmente luego de algunas sensaciones desagradables que llevaba en mi corazón. Tampoco acostumbro viajar en el sillón detrás del piloto en los buses porque mi papá siempre dice que es un lugar peligroso al momento de un choque. Ese día no había opción, me senté adelante y guarde mi teléfono. Saqué un pedazo de pizza del día anterior y mi Coca-Cola,  desayuné. Saliendo de la ciudad la señorita que estaba sentada en la ventanilla me  habló de cosas triviales, de su vida, de sus problemas, sus proyectos y dilemas. Algunas similitudes teníamos, algunas ideas, la extraña sensación de ser rebeldes desde pequeñas y de cuestionarnos la "normalidad"  con la que a veces nos quieren encerrar. Realmente disfruté de la plática, me sentí bien, me sentí comprendida, me sentí acompañada en el camino. Al bajar del bus, algo en mí se sentía diferente, fue como abrirme con amor a las ideas y a la forma de vida que yo elegí para mí.
La flor de la foto, es la nueva integrante de mi jardín, la sembré un día después de ese encuentro es el símbolo de un nuevo comenzar, un empujoncito que me recordó la escencia que se encuentra en mi alma. 

Es un post algo extraño no? sin historias de amor o desamor, aqui sola yo era la gay y tampoco se trataba de una cita o de un intento de seducción.

Quería compartirles esto por una razón: de vez en cuando hace bien compartir nuestro mundo interior, ver el mundo que se ha creaado en el interior de otra persona y nos lo comparte (independiente de nuestras creencias, edades, preferencias sexuales o nacionalidades) y darnos la oportunidad de ver que no estamos solas en el camino, que hay muchos seres que sienten como nosotras y que la divinidad de Dios nos alcanza siempre para enseñarnos el camino que nos toca recorrer como nuestra misión personal. 

Este post no es gay, es un post humano, algo que quería compartir por algún motivo.


"-Sabes que la luna gira alrededor de la tierra?
-Si
-Crees que eso está bien?
-Si
-Entonces por qué crees que tu vida es un error? Todo tiene un propósito, Dios pone en nuestro camino las situaciones correctas, las personas correctas en el momento correcto para que podamos seguir creciendo. "








No hay comentarios: