3 de mayo de 2013

Julia Parte 2

Aqui va la segunda parte para quienes leyeron la primera...


Clic Aqui



Si quieren conocer más acerca de la autora :

en Facebook:    Claudia Pivaral 


23 de abril de 2013

Marcha por la Visibilidad Lésbica

Una invitación que llega desde ODISCEA para quienes estén interesadas en participar.

((clic en la imagen para ampliar ))


El desvelo




Ella me desvela todas las noches,  me hace volar sin ponerme un dedo encima y apaga mis ganas entre sus brazos. Las horas son minutos escuchando su voz,  me gusta decirle cosas que la incomodan para que me diga "Te odio" de esa forma tan única, un poco de dulzura y de deseo. Ella se cuela por mis ventanas abiertas, se instala muy segura de lo que está provocando en mí, ella está encendiendo mi pasión. Soy su maestra y soy su aprendiz. Soy su presa y quiero que me desgarre por completo una y otra vez y cuando estén  saciadas sus ganas ella será mi presa y me embriagaré devorando cada pedazo de su ser.  Todo en ella es un misterio que me emociona, me pone a pensar en sus manos, en sus labios, en el ritmo ardiente de su cintura y en el intenso calor de sus besos. Ella sabe lo que hace y lo disfruta, yo disfruto dejando que haga lo que nos gusta.

22 de abril de 2013

Julia

Hoy recibí un regalo de una amiga a quien admiro mucho, les dejo acá el link para que lo disfruten y puedan viajar a través de esta historia.

Un clic: Julia


Si quieren conocer más acerca de la autora :

en Facebook:    Claudia Pivaral



28 de febrero de 2013

14 de febrero de 2013

El orgullo



Esta es la historia de la pareja perfecta.

Un adiós sin razón, un perdón que ninguna estuvo dispuesta a dar. Una noche de domingo esperé hasta la 1 de la mañana su llamada. Sabía que llegaría en la noche al país y yo esperaba el momento de sentir la alegría al ver su número de teléfono aparecer en el mío. La noche pasó, la madrugada llegó fría y llena de ansiedad y su llamada nunca llegó. Si tan solo me hubiese llamado esa noche la historia sería otra. Mi orgullo no me permitió tomar un bus e ir a buscarla, y el suyo se sentía herido, lastimado y traicionado. La confianza me la perdió y yo perdí la fe en  su amor.

Algunas veces hablábamos y yo confiaba en que me aceptaba como  yo soy, con mis defectos, mis locuras, mis tristezas, mis ilusiones y mis ideales. Qué fue eso que no pudo perdonar? Cuál fue esa barrera que no pudimos pasar? No lo sé. Estuvo dos años en mi vida , como mi  novia, era la mujer perfecta  para mí, inteligente, linda, confiable, interesante, muy buena en todos los sentidos y simplemente yo era féliz a su lado. Un amor debe superar los altibajos en la vida, comprender a la otra persona y no juzgarla, aceptar que no vemos el mundo de la misma forma y que lo que para ella era algo sencillo para mi podía ser el más oscuro tormento. Cometí errores, lo sé, pero no creo que alguno tan grande que no pudiera perdonar.

El tiempo pasó,  cada una siguió abrazada a su orgullo Las dos sabemos que podemos superar la ruptura, lo hicimos. Pero, eso fue lo mejor? Nos quedamos con la duda de saber que hubiese sido de nosotras si una o la otra diera marcha atrás y proponer intentarlo nuevamente, una nueva oportunidad para nuestro amor. Escribimos nuevas historias, pusimos nuevas barreras y nadie hizo nada para rescatar el amor. Al día de hoy son ya casi 3 años y ninguna está dispuesta a bajar la guardia.

Tenías razón en una cosa, no sé cómo escribir acerca de nosotras.  

10 de febrero de 2013

Adios Dulcinea... mi Amor..



"Nunca imaginé
cómo sería el sabor
de una rosa en mi boca
hasta el día en que te besé.
Y no me puedo arrancar
tus espinas hechas de adiós."

Txus di Fellatio

6 de febrero de 2013

No hay Casualidades


"Nunca creeré que Dios juega a los dados con el mundo - Albert Einstein - "
Si nos detenemos a ver a nuestro alrededor vamos a ver que la mayoría de personas va distraída y distante de otros seres humanos. Vamos escuchando la misma música, leyendo el libro que nos interesa o sumergidas en nuestro mundo perfecto o imperfecto, dependiendo de la jugada que la mente nos pase en esta ocasión. 

Cuando viajo acostumbro llevar mis audífonos, escuchar las mismas canciones "favoritas" una y otra vez. Me pierdo de la convivencia con la gente, de una buena plática, de conocer nuevas experiencias de vida. 

Un día sábado, no tenía ni ganas de escuchar música, no me sentía bien emocionalmente luego de algunas sensaciones desagradables que llevaba en mi corazón. Tampoco acostumbro viajar en el sillón detrás del piloto en los buses porque mi papá siempre dice que es un lugar peligroso al momento de un choque. Ese día no había opción, me senté adelante y guarde mi teléfono. Saqué un pedazo de pizza del día anterior y mi Coca-Cola,  desayuné. Saliendo de la ciudad la señorita que estaba sentada en la ventanilla me  habló de cosas triviales, de su vida, de sus problemas, sus proyectos y dilemas. Algunas similitudes teníamos, algunas ideas, la extraña sensación de ser rebeldes desde pequeñas y de cuestionarnos la "normalidad"  con la que a veces nos quieren encerrar. Realmente disfruté de la plática, me sentí bien, me sentí comprendida, me sentí acompañada en el camino. Al bajar del bus, algo en mí se sentía diferente, fue como abrirme con amor a las ideas y a la forma de vida que yo elegí para mí.
La flor de la foto, es la nueva integrante de mi jardín, la sembré un día después de ese encuentro es el símbolo de un nuevo comenzar, un empujoncito que me recordó la escencia que se encuentra en mi alma. 

Es un post algo extraño no? sin historias de amor o desamor, aqui sola yo era la gay y tampoco se trataba de una cita o de un intento de seducción.

Quería compartirles esto por una razón: de vez en cuando hace bien compartir nuestro mundo interior, ver el mundo que se ha creaado en el interior de otra persona y nos lo comparte (independiente de nuestras creencias, edades, preferencias sexuales o nacionalidades) y darnos la oportunidad de ver que no estamos solas en el camino, que hay muchos seres que sienten como nosotras y que la divinidad de Dios nos alcanza siempre para enseñarnos el camino que nos toca recorrer como nuestra misión personal. 

Este post no es gay, es un post humano, algo que quería compartir por algún motivo.


"-Sabes que la luna gira alrededor de la tierra?
-Si
-Crees que eso está bien?
-Si
-Entonces por qué crees que tu vida es un error? Todo tiene un propósito, Dios pone en nuestro camino las situaciones correctas, las personas correctas en el momento correcto para que podamos seguir creciendo. "








24 de enero de 2013

Una noche de frio y calor



La primera vez que ella llamaba a mi teléfono, nos extendimos platicando por varias horas. Me preguntó si sabía quién me hablaba, yo le dije que sí, que tenía dos días esperando su llamada. Se sorprendió cuando se lo dije.  Me preguntó por Qué  sabía que iba a llamarme,  porque pediste mi número le respondí y así inició todo. Casi al final de la conversación  me hizo una pregunta ¿Te quedarías algún día conmigo? yo respondí que sí, sin conocer el por qué de mi respuesta y sin conocerla a ella, la voz salió desde el fondo de mi corazón. Claro que me quedaría una mañana a tomar una taza de café preparada en su cafetera para dos tazas.
¿Hay algo que cambiaría en nuestra historia? si! hay muchas cosas. Y a estas alturas, después del paso de tanto tiempo tengo una sensación que no puedo borrar de mi corazón.


Meses después de su primera llamada. Eran las 6 de la tarde de un día lluvioso de Junio. Andaba por un lugar muy frio y las calles de tierra que para esas fechas se convierten en  calles de lodo impedían avanzar para llegar a tiempo a tomar el bus. La lluvia se hizo cada vez más intensa y toda, toda mi ropa quedó mojada. Traté de mantener mis zapatos secos para no padecer mucho frío y la laptop lo más libre de agua para no perder el trabajo del día. Y empezó el camino de regreso. En muy  pocas ocasiones siento miedo al andar tarde por caminos lejanos, regularmente los disfruto y aprovecho para escuchar música, leer o únicamente apreciar el paisaje y pensar en cualquier cosa. Ese día me sentía con miedo, angustiada.  Veía como bajaban las corrientes de agua por la montaña, por las cunetas y la niebla era cada vez más espesa. El bus no iba muy lleno y esto también me preocupaba un poco. Bueno, conozco esta carretera y en cualquier momento podría echarme a correr y salvar mi vida. Ya me veía yo corriendo entre el lodo y la selva perseguida por un montón de delincuentes. Vaya! que estaba imaginando cada cosa. Sentía mucho frío, la ropa mojada empeoraba las cosas y para llegar a mi casa aún me faltaban más de 30 Km. si con suerte conseguía otro bus.  El colmo de los colmos es que tampoco llevaba mucho dinero y las ganas de cenar y un buen café empezaban a hacerse más fuertes. Ok... un cigarro todo lo calienta, todo lo distrae y todo lo relaja!! a fumar se ha dicho! .

Un cigarro, dos cigarros, no aparece ningún bus, tres cigarros, nada, cuatro cigarros, son las 8 de la noche. 5 Cigarros,,, mi teléfono vibrando:

Ella: hola, que tal estás?
Yo: Bien, gracias, algo mojada pero bien.
Ella: aún no llegas a tu casa?
Yo: no, aún estoy algo lejos.
Ella: bueno, ya sabes que aquí siempre hay un lugar para ti
Yo: caminando directo a su casa.

Doblar a la derecha, una subida, ahora a la izquierda, ir en dirección hacia la iglesia, a mano derecha.  Mi cuerpo simplemente me duele de tanto frío, cuando bajé una grada sentí que casi se me quebraba la pierna. Ella abre la puerta y me abraza, su perfume, su calor, su sonrisa hicieron que se me olvidará el frio, el hambre y el cansancio y de su casa sale un aroma a café, calor, el sonido de la tv. Me quité la ropa mojada, tomé café y me dormí en sus brazos. Mañana sería un nuevo día, un lindo día. !!

Hoy, años después de esto me gustaría tener la oportunidad, encontrar el pretexto o inventarme el tiempo y espacio para darle una patada al miedo y a la razón y reviviría muchos de nuestros momentos y le daría mi mano para lanzarnos a aquellas aventuras que nunca tuvimos. Llegar una noche de viernes de sorpresa y ver su sonrisa, sentir de nuevo ese abrazo y vivir en nuestro mundo una vez más. Pero ese lugar ahora es historia, la casa está ocupada por otra persona y nosotras ahora nos vemos como dos desconocidas.