30 de enero de 2010

Cobardía


Enviada Por: Estrella_2006





Caminando por la calle que va directo a la estación del bus, traté de retenerla a mi lado hasta el último segundo, ibamos abrazadas, con mucho frio, estaba terminando el invierno y esa mañana no habíamos podido salir del hotel por la lluvia que azotaba la ciudad. Tomé sus manos tibias con mucho amor, la acerqué hacia mí amarrándola en un abrazo y sentí su cuerpo tan delicado y caliente, no quería dejarla escapar. Al separar su rostro del mío me miró con esos ojos llenos de luz, su cabello era acariciado por el viento y sus labios se agitaban murmurando un sonido que no había escuchado antes. Esa maldita sensación en el corazón me decía que quizás era la última vez que la veía, no sabía el por qué un vacio helado me amargaba la boca y apretaba el corazón… la volví a abrazar antes de subirse al bus, y su cuerpo estaba casi paralizado, suspiró, me dió un beso en la frente y se fué.

Dos meses pasé sin verla y cuando me llamó para terminar la relación no conseguí convencerla de pensarlo mil veces si fuese necesario antes de tomar una decisión definitiva, amenacé con ir a su casa a buscarla pero me faltó el valor, preferí recordar sus ojos llenos de luz, su cabello, el calor de su cuerpo como en aquella última mañana en la estación del bus, a esto le llamé cobardía, hoy le llamó mazoquismo. Cuántas noches de insomnio, cuántos días de lágrima y amargura, cuántos celos destrozando mi razón, la vergüenza perdida y esa maldita envidia al verla en una fotografía al lado de una mujer mayor, que según las malas lenguas, le dió el tiempo, el apoyo y felicidad que esta chiquilla nunca le supo dar.


Esperen los detalles de esta historia...

No hay comentarios: