25 de septiembre de 2009

El abrazo que se pierde, no vuelve jamás.



(Anónimo)

Paseando por una ruta turística de mi país, con mi pareja, disfrutábamos de una hermosa mañana. Dos mujeres como buenas amigas en medio de risas y pláticas, con algo más que amistad en nuestros corazones, quién pudiera ver más allá de la feminidad de ella y de mis maneras cariñosas de cederle el paso y abrirle la puerta al entrar y salir de los museos. Quién podría saber que nos amábamos, que celebrábamos ese día un mes más de una relación llena de amor.

Nuestra relación atravesaba momentos sensibles, ella desempleada y yo con un trabajo que apenas y me financiaba los estudios, el pago de tarjetas para el celular y el valor del boleto de autobús que regularmente tomaba dos veces al mes. A la bondad de nuestros bolsillos ya casi vacios desayunamos en un bonito lugar. Los wafles y el flan le fascinaban así que pedíamos platos diferentes y los compartíamos como dos buenas amigas. El tiempo, que para las parejas enamoradas nunca es suficiente, nos anunciaba que ya era hora de partir cada quien hacia su destino. Pagué la cuenta y cuando me iba a levantar de la mesa su voz en mi oído con ternura susurró: nos quedamos otro día? mi sonrisa le dio mi respuesta.

Recorrimos varias calles, entramos a almacenes, centros comerciales, tiendas de artesanías, sin comprar nada, únicamente nos divertimos disfrutando la una de la compañía de la otra.

Por una calle anunciaban un recorrido a un parque, mentalmente hice cuentas de los quetzales que nos quedaban y eran suficientes para ir al paseo. Nos unimos a la caravana que se disponía a salir. Íbamos allí, dos mujeres como otras de las tantas turistas, con un brillo en los ojos que seguramente denotaba la inocencia del primer amor.

El lugar era particularmente romántico, el sol ya caía regalándonos unos celajes preciosos que combinados con el viento frío de diciembre hacían resplandecer la silueta de la mujer amada, yo me veía en el reflejo de sus ojos enamorada, insegura, intranquila, contenta. Ella seguramente se veía en mis ojos, con su gran sonrisa, su serenidad, su amor, su ternura, que bonita forma de verse a través de .

Los turistas nos dispersábamos por el lugar disfrutando del regalo de la naturaleza.

De pronto se paró frente a mí y me miro con aquel brillo con el que aún la recuerdo. Me tomó de la cintura con la ternura con la que solía iniciar una situación más romántica. Mi mente llena de temor, inseguridad, complejos y no sé qué tanta más basura me hizo apartarme bruscamente de su abrazo.

La mirada brillante se convirtió en una mirada de confusión, adiviné sus inquietudes. No me amas?

Claro que te amo, debió de adivinar en mi mirada, traté de envolverme de nuevo en su abrazo, pero era tarde.

Se alejó de mí. La vi marcharse a la sombra de un árbol, dejó caer su cuerpo en la grama, se inclinó y vi, con el frío del atardecer como unas gotas de agua salada recorrían su mejía hasta empapar sus labios, amargando su corazón.

Me acerqué por su espalda y me senté cerca, se quedó inmóvil mientras su cuerpo parecía agitarse al compás de las gotas saladas que brotaban cada vez más apasionadas. No te iba a besar, solo te quería abrazar, es eso algo malo? Me dijo.

En ese momento el paisaje se tornó oscuro, un rayo calló del cielo clavándose en mi corazón. Cómo pude ser tan estúpida? Bien decía aquel gran personaje “Hay dos cosas inmensamente grandes, el universo y la estupidez humana y de la primera no estoy tan seguro” (algo parecido).

Me negué a la inocencia de un abrazo, a la muestra inocente del amor. Es que acaso se iba a destruir el mundo porque dos mujeres enamoradas entrelazarán su cuerpo en la estrechez y calidez de sus mismas curvas, de la misma esencia femenina que uniéndose es más que divina? A quién le hubiera importado saber que de hecho sí éramos lesbianas, nos amábamos y al igual que cualquiera queríamos disfrutar de nuestro amor.

Cómo los prejuicios y mi homofobia interiorizada podían manchar de dolor un corazón enamorado. En donde quedaron los pantalones de aquella chica butche que presumía ser?

El amor nos enseña a perdonar, igual y no fue algo tan “significante” en aquel momento. La relación continuó. Seguramente aquello la hizo reflexionar, realmente una Chica lesbiana asumida y segura como ella quería estar con una mujer lo suficientemente enclosetada y estúpida como yo? Claro que .

Meses después volví al mismo lugar, el rayo que había caído aquella tarde sobre mi corazón, estaba hiriéndome como nunca hube de haber imaginado antes, caminé sola, vi los celajes sola, y deseé con tantas ganas sentir aquel abrazo, ver de nuevo su brillo y aquella sonrisa llena de amor; pero era tarde ella había elegido un camino totalmente alejado del mío. Me senté a la sombra del mismo árbol en el que la vi llorar, la imaginé feliz. Ahora era mi momento de llorar y lloré, la extrañé, le envíe miles de suspiros. Muy adentro de mi corazón sabía que aquel abrazó lo había perdido para siempre. Vaya forma masoquista la que tengo de amar. Con un cigarro dibuje su silueta, quise abrazarla y se esfumó. No fumé más. A la sombra de aquel árbol testigo, de sus lágrimas y las mías prometí no volver a negar lo que soy, no negarme más al amor, amarrarme bien los pantalones y decir de frente al mundo “si soy lesbiana” y que?

11 comentarios:

Hell.- dijo...

que triste, pero muy muy bueno... mis respetos a la autora :)
duele, pero es una realidad que nos toca enfrentar, el amarnos con miradas xq el expresarlo nos puede meter en problemas, esperemos que en un futuro no muy lejano podamos amarnos como en realidad queremos hacerlo...

rfigueroa08 dijo...

una gran leccion para muchas. Es como mirarse en espejo ajeno!

Delirio de Luna Llena dijo...

Creo que no hay que esperar tiempo para vivir el amor, a veces somos nosotras las que nos hacemos "bolas" con nuestra preferencia sexual, porque la opinion de los demàs al final de cuentas viene sobrando, solo necesitamos valor, y una buena dosis de amor.

Glenda dijo...

Que triste historia, muy dura quizás, pero es una buena lección, en lo personal vivo mi vida sin prejuicios ni complejos, he aprendido con el paso de los años que solo yo decido que es lo correcto y que no para mí, tomo ciertas precauciones por mis hijos (no quiero que comentarios llenos de ignorancia los puedan afectar)pero no limito mis sentimientos ni necesidades de mujer enamorada, amo a mi esposa y si la gente no puede entenderlo pues bueno, solo hay una vida y no pienso desperdiciar ni un segundo pensando en el que dirán, me gusta mi vida y la disfruto plenamente...
Hay que vivir, amar y perdonar...

Anónimo dijo...

oooohhh q mal q nosotras seamos a veces las causantes de nuestra propia desgracia.. x ocultar algo q deplano siempre nos hara diferente a los demas... lesbianas... mujer-- q ama a mujer y que

Delirio de Luna Llena dijo...

Precisamente ese es el punto, nosotras mismas nos hacemos el daño y para qué??

Por qué hemos de limitar nuestros sentimientos, por qué esconder algo que es tan significante en nuestra vida!!....

Anónimo dijo...

a la autora solo le quiero desir q es una ipocrita y q nunca a sabido amar como la amaron q falsedad al escribir algo q nunca sintio asia otra persona

Delirio de Luna Llena dijo...

Anónimo: A veces se daña a la persona que una mas ama, no porque sea intencional sino que nuestra mente está tan llena de complejos y temores que simplemente nos hace falta valor para enfrentarlos. Aunque muchas veces nos damos cuenta de lo mucho que amamos a alguien hasta que ya se ha ido de nuestro lado.

Anónimo dijo...

hpy se cumplen 3meses 4 dias del fallecimiento de paola yo se q muchas de las que van al bar y la encargada de fertech la conocian y a muchas le caia mal y la ofendian y la agredian x q era algo especial su forma de ser pero solo la jusgaban x lo q parecia ya que nunka la conocieron ni sabian x q ella se comportaba asi solo la jusgaban. yo lo lamento mucho y aunq no la conoci muy bien me dolio mucho y si alguien lee esto y conoce a flory diganle q ella se fue amandola y q ella siempre la ignoro y solo le importaba el dinero q ella le daba flori fueipocrita y uma mierda ya q siempre la engaño y jugo con su sentimientos la asia llorar x eso ella bebia mucho. espero q me respondan.

Anónimo dijo...

hpy se cumplen 3meses 4 dias del fallecimiento de paola yo se q muchas de las que van al bar y la encargada de fertech la conocian y a muchas le caia mal y la ofendian y la agredian x q era algo especial su forma de ser pero solo la jusgaban x lo q parecia ya que nunka la conocieron ni sabian x q ella se comportaba asi solo la jusgaban. yo lo lamento mucho y aunq no la conoci muy bien me dolio mucho y si alguien lee esto y conoce a flory diganle q ella se fue amandola y q ella siempre la ignoro y solo le importaba el dinero q ella le daba flori fueipocrita y uma mierda ya q siempre la engaño y jugo con su sentimientos la asia llorar x eso ella bebia mucho. espero q me respondan.

Delirio de Luna Llena dijo...

Yo no conocí a Paola, siento mucho que haya fallecido, la vida es así siempre hay problemas siempre hay malos entendidos y al final todas vamos por el mismo camino.