6 de noviembre de 2008

Con el corazón lleno de pescaditos...!!

Alguna vez nos hemos preguntado, si lo que hacemos día a día es lo que realmente queremos, o simplemente nos estamos adaptando a las circunstancias que se nos presentan??....

Por el año 2003, en la universidad conocí a un compañero de estudios, recibiamos algunos cursos juntos, llevamos si no estoy mal, programación 2 , y cálculo I. Este compañero al que le pondré de nombre Augusto, demostraba amplios conocimientos en principios de programación, sabía reparar computadoras de todo tipo, levantaba redes, daba clases de computación, por aquellos años, para mi estos terrenos eran nuevos así que yo le tenía admiración. Sin embargo, en las clases que recibimos juntos, el no entregaba tareas, no ganaba los cursos, perdió programación, perdió cálculo y en los otros cursos tampoco le iba muy bien. Platicando con él me decía que no importaba perder esos cursos que igual y tarde o temprano tenía que "salir de la universidad".

Al semestre siguiente, se asignó otros cursos la mitad ganó y la mitad perdió, pero ahí lo veía echándole ganas a todo sin obtener muy buenos resultados. Él siempre tenía grandes ideas, pero que no llevaba a cabo, y si las realizaba no le salían muy bien, para muchos pasaba por loco, un día me comentó que había pasado al mercado a comprar unos pecesitos de colores y que los iba a poner en una pecera....

Al poco tiempo, supe que tenía muchos pecesitos que ya no cabían en su pecera y que gastaba mucho en concentrado..... luego de esto, se casó y después de un año, me llamó y me contó que era papa, y fué la última vez que hablé con él...

Un día de estos, platicando con un amigo, me comentó que Augusto ya no era el mismo, que en la casa que alquilaba con su esposa, se las había ingeniado para "crianza de pecesitos" ahora no solo tenía una pecera sino que tenía en la terraza un estanque, lleno de muchos peces, muchas clases de peces y él mismo fabricaba el concentrado para alimentarlos, lo vendía a otras granjas y también les daba capacitaciones a criadores de peces más antiguos que él.........En sus planes a corto plazo está aperturar un restaurante donde el mismo cocine los peces que está criando......En la misma casa, en la parte de abajo, tiene un laboratio de computación, sigue dando clases pero "se aburrió de las computadoras" asi que prefirió los peces y le dieron buenos resultados.


De todas es conocido aquello de " confía en lo que dicta el corazón, el corazón sabe a donde llevarte".......

Realmente seguimos los sueños de nuestro corazón,? estamos haciendo realmente lo que deseamos y queremos o simplemente vamos por ahí conformandonos con lo que la vida nos trae, ahogando así la voz de nuestro corazón??.......


1 comentario:

Mercy dijo...

Es verdad, aveces seguimos lo que nos dicta la lógica, lo "normal", lo que debería ser, en cualquier ámbito de la vida; sin embargo, las posibilidades de ser felices están ahi y sólo nuestro corazón sabe reconocerlas.....es que aveces le ponemos tanto bloqueo al corazón.....y no nos damos cuenta lo importante que es escucharlo y hacer lo que nos dice...........