31 de julio de 2008

Enviado por Anónimo....

Sur

Como una golondrina perdida,

mi rumbo ha sido siempre incierto

sin un norte, sin un sur

cualquier punto cardinal me era indiferente

Pequeña y libre como siempre

volando sola, sin ataduras,

sin un por qué permanecer

sin un hasta cuándo volar

ni un hasta dónde llegar

En ese viaje sin sentido

sin principio ni fin

tantos paisajes he advertido

que hasta se hace extraño aún así,

de cada uno haber partido,

sin nostalgia ni añoranza,

con un adiós en las alas

y en los ojos tristeza,

no por partir

sino por no conseguir desear permanecer

Como un hecho insoslayable

remontar el vuelo una y otra vez

y sentir que no hay nada que perder,

nada que dejar, nada por qué volver

Pero ese aleteo constante y sin esperanza

tropezó al final con los limítrofes

de un sur tan cálido y sereno,

que pareciese que ese batir de alas no lo alcanza

porque aún divisándolo con tanta claridad

la existencia de semejante primavera

le hace difícil creerlo realidad

Y así como en un hermoso cielo de verano

mientras revoloteaba con el viento

me arropaste como un sol

y me hiciste tan feliz

que al instante deseé pertenecer a ese lugar

quedarme siempre allí

en ese punto cardinal

Y en un abrir y cerrar de ojos

el hasta dónde dejó de ser el horizonte

el hasta cuándo aunque incierto,

marcará la primavera del otoño y del invierno

y aunque el mundo no lo entienda porque no lo sabe,

o no lo sepa porque no lo entiende,

el por qué permanecer

serás por siempre tú.

No hay comentarios: