29 de julio de 2008

Carta de Amor enviada por A.S.M.

HE decidido confesar que estando entre tus brazos y con la cabeza recostada en tu pecho…he tenido la sensación de estar en paz y haber alcanzado la dicha plena.

Ya habrás notado que te adoro como si fueras una diosa y es que nada me costo convertirme en tu fiel devota porque obras día a día el milagro del amor en mi.

Admito con toda sinceridad que al pasar del tiempo te veo como si fuera la primera vez que estas frente a mi y en cada mirada de tus ojos de color café tostado, me transporto a lo alto del negro e inmenso cielo, entonces siento que podría tocar la luna con la punta de mis dedos y convencerme así que no esta hecha de sueños y deseos sino de magia y luz, estando tan dulcemente perdida en el espacio tal vez tendría la oportunidad de juntar algunas estrellas e intentar bajarlas una por una, dejarlas que adornen e iluminen tu habitación por la noche para que mientras duermo en tu espalda (agotada de recorrer tus caminos) acompañada del ritmo de tu respiración (que me hace dormir tranquila) nos bañen con su luz y dibujen la silueta de dos convertida en una en medio de la empobrecida oscuridad.

Cuando al fin pasa la noche y se nos acaba el dulce sueño la tibia y débil luz del sol entra a través de tus blancas cortinas. Despierto y siento el calor de tu cuerpo a mi lado y se que tu eres todo lo que necesito y quiero, nada me hace mas feliz o ser mejor: que ser yo toda tuya y que seas tu toda mía.

Mi vida, te digo que tengo la certeza cuando te beso que en tus labios se acaban mis penas y en ellos también se renuevan mis ilusiones, mis anhelos y también el deseo por ti… MI AMOR.

A.S.M

1 comentario:

Anónimo dijo...

Que carta de amor más bella! Dichosa la mujer que ha inspirado ese sentimiento y tan bellas palabras. Mis felicidades a A.S.M. Tienes una forma muy especial y linda de expresar tus sentimientos. Ojalá ese amor tan especial les dure toda la vida.
Saludos