27 de noviembre de 2007

En el fondo del Closet


El lugar es oscuro, huele a guardado, añejo, podrido, no entra luz, hay temor, hay frío y hay soledad, hay luto.

A Guardado huele porque en él intactos se mantienen muchos sentimientos que no se han podido expresar a tiempo, a la persona amada. Se ha añejado la pasión que me hubiese podido hacer muy feliz. Está podrido el sueño de encontrar a la mujer amada y como en los cuentos de hadas vivir felices para siempre.

La luz no es capaz de filtrarse por algún mínimo agujero, todos han sido sellados con un material resistente a los años. Las escasas sombras que se ven como señal de que afuera existe la luz, son las propias que siguen dando vuelta en el mismo lugar.

El temor a ser descubierta me acosa de dia y de noche, aunque me valgo de mil disfraces para ocultar mi realidad no puedo escapar a sentirme observada, señalada condenada.

Los rayos del sol no llegan al fondo de mi "closet" son incapaces de entrar, el ambiente está muy frío. Respiro y ese aire llega hasta el fondo de mi corazón clavando una gran espina, que ultimamente no me ha dejado dormir.

Visto siempre de negro, en memoria de las mujeres que como yo han vivido en closet y han muerto sin poder ser libres, visto de luto por mi misma porque de forma conciente se que es la misma suerte que me espera, morir así, sin poder ser yo.

Algunos días me comunico con dos o tres seres humanos, hombres o mujeres, intercambiamos palabras, experiencias y disfruto de la plática; más bien disfruto escuchandolos yo no cuento nada de mí, a nadie le gustaría conocer lo que hay dentro de mi closet. Tanta gente frente a mí y dentro de mi ser la misma soledad, quizá sea mejor no dejar entrar a nadie al closet y mucho menos abrir la puerta para salir, no sè aùn como sobrevivir.

Pasan días, meses y años, yo como, duermo, trabajo, estudio salgo a caminar y espero que llegue el tiempo, qué tiempo? ni yo lo sé.
Sigo en espera que algo suceda, que una mano misteriosa pueda abrir la puerta de mi closet y me regale un par de alas, para salir y volar y volar muy lejos, para poder llegar a ese lugar que es para mí, donde puedo vivir a mi manera, donde puedo decirle al mundo entero a quien amo, cuales son mis sueños, mis sentimientos y no sentir la necesidad de usar un disfraz para "ser normal".


Nuevamente me siento perseguida, sé que hasta aquí nadie podrá entrar, sin embargo permanece el mismo temor, una y otra vez, la misma voz me repite desde el fondo, "debes salir".
"debes salir".

Cómo voy a salir? y si salgo a donde he de ir?

No hay comentarios: