26 de julio de 2007

No màs violencia para las Mujeres!!!



Amnistía Internacional lanza una campaña mundial para combatir la violencia contra las mujeres, verdadero cáncer y atrocidad para los derechos humanos

"La violencia contra las mujeres es un cáncer que va consumiendo por dentro la sociedad misma en todos los países del mundo" ha manifestado hoy la secretaria general de Amnistía Internacional, Irene Khan, con motivo del lanzamiento de una campaña que va a llevar a cabo la organización en todo el mundo para combatir la violencia contra las mujeres.

En la guerra y en tiempo de paz, las mujeres son víctimas de atrocidades por el simple hecho de ser mujeres. A millones de mujeres se las agrede, se las golpea, se las viola, se las mutila, se las mata, e incluso se les niega el derecho a nacer. En todo el mundo, al menos una de cada tres mujeres sufre violencia grave alguna vez en su vida.

Con el lanzamiento de su campaña mundial "No más Violencia contra las Mujeres", Amnistía Internacional anima a todos los hombres y mujeres a actuar con urgencia para poner fin a esta indignante atrocidad.

«No es algo que ocurra por ahí. Está pasando aquí mismo. No es algo que les ocurre sólo a otros. Te pasa a ti, a tus amigas y a tu familia. Mientras todos nosotros, hombres y mujeres, no digamos: "No, no voy a permitirlo", seguirá ocurriendo», ha explicado Irene Khan.

"La violencia contra las mujeres es una atrocidad contra los derechos humanos, porque éstos no son simplemente un conjunto de leyes y obligaciones, sino que dan expresión también a la promesa de que, con igualdad, nos asisten a todos los mismos derechos. La violencia contra las mujeres es el profundo abismo que separa esa promesa de la voluntad de hacer que se cumpla que tienen los gobiernos, las autoridades locales y los líderes religiosos, económicos y comunitarios."

En el informe Está en nuestras manos: no más violencia contra las mujeres, Amnistía Internacional revela las múltiples causas de la violencia, exponiendo situaciones que abarcan desde los conflictos armados hasta la violencia en el ámbito familiar y las dañinas prácticas tradicionales con que se intenta a veces controlar la sexualidad de la mujer.

"Durante los conflictos, la violencia amenaza a las mujeres de múltiples formas. Niñas soldado que son violadas sistemáticamente por miembros de sus propias tropas; mujeres y niñas civiles a las que se mutila, viola y mata al utilizarlas como armas de guerra; intensificación de la violencia en el ámbito familiar cuando los soldados regresan a casa, los conflictos armados tienen para las mujeres terribles y devastadoras consecuencias, mucho más graves que la mera violencia inherente a la guerra."

Resaltando también el problema mundial de la violencia en el hogar y en la comunidad, Amnistía Internacional pone en evidencia a todos los países del mundo por no proteger a las mujeres en sus propias casas.

"Tras la puerta cerrada de su casa, las mujeres sufren en secreto la violencia de su pareja y de sus familiares, demasiado asustadas y avergonzadas para contarlo o sabiendo que raras veces las toman en serio cuando lo cuentan," ha añadido la secretaria general de Amnistía Internacional.

"Incluso cuando existe legislación para prevenir y castigar tal violencia, es habitual que las autoridades no la apliquen, y en algunas zonas los sistemas paralelos de autoridad, como los líderes comunitarios o religiosos, permiten de hecho que la violencia persista."

«En todas partes, desde el campo de batalla hasta el dormitorio, las mujeres corren especial peligro –ha manifestado Irene Khan–. Son las primeras que sufren la falta de servicios sociales, las primeras a las que se niega la educación y la atención médica. Los efectos de la globalización económica están dejando a un numero creciente de mujeres sumidas en la pobreza al margen de la sociedad. La pobreza hace que estén aún más expuestas a sufrir violencia y que sean menos capaces de escapar de ella. Restringe gravemente su capacidad para organizarse y luchar para conseguir cambios. En este aspecto, como en muchos otros, los gobiernos no se ocupan del auténtico "terror" a que millones de mujeres tienen que hacer frente cada día en nuestro mundo."

Amnistía Internacional rinde homenaje a las organizaciones de mujeres de todo el mundo por los enormes progresos que han hecho en las últimas décadas en su lucha contra la violencia y por la justicia y la igualdad.

"Hay muchas razones para mirar al futuro con optimismo, porque existen soluciones reales al problema y se ha demostrado que funcionan. Vamos a aunar nuestras fuerzas con las organizaciones de mujeres para ejercer presión en favor del cambio." ha señalado Irene Khan.

"Como organización de derechos humanos, vamos a movilizar a nuestros miembros y partidarios de todo el mundo. Pediremos la participación tanto de hombres como de mujeres. Los hombres deben desempeñar un papel decisivo si queremos poner fin a la violencia contra las mujeres."

Durante la campaña, Amnistía Internacional hará lo siguiente:

- Pedir a todas las personas, hombres y mujeres, que levanten sus manos para poner fin a la violencia contra las mujeres.

- Trabajar por un mundo en el que a todas las culturas, tradiciones y sistemas políticos y judiciales les parezca detestable la violencia contra las mujeres.

- Pedir que se rindan cuentas y se luche contra la impunidad de la violencia contra las mujeres tanto en tiempos de paz como en los conflictos.

- Pedir la abolición de las leyes que discriminan a las mujeres y la promulgación y aplicación efectiva de leyes y otras medidas que las protejan de la violencia.

- Pedir responsabilidades a los Estados individual y colectivamente en virtud de leyes internas e internacionales para prevenir, investigar y castigar todos los actos de violencia contra las mujeres tanto si se cometen en tiempo de paz como en conflictos.

- Conseguir la acción efectiva del gobierno local o de las autoridades religiosas, tradicionales e informales para poner fin a la violencia contra las mujeres en el ámbito de la comunidad.

- Luchar para poner fin a la impunidad de los combatientes que cometan actos de violencia contra mujeres.

"La violencia contra las mujeres no es normal, legal ni aceptable, y jamás debe tolerarse ni justificarse –ha manifestado Irene Khan para concluir–. Se puede y se debe ponerle fin."

"Está en nuestras manos hacer que las cosas cambien y que se respeten los derechos humanos en la práctica."

web.amnesty.org/library/eslindex


No hay comentarios: